El Campus Universitario de Itapúa de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”, queda ubicada en el municipio de Encarnación, tercera ciudad más importante del país.

Nuestra ciudad es la capital del Departamento de Itapúa, ubicada en el sudeste del país sobre la margen derecha del río Paraná, a 365 km de Asunción.

Con su aglomerado urbano, más su fuerte economía, Encarnación constituye un importante polo comercial, manteniendo un fuerte vínculo con la ciudad argentina de Posadas, conectada a través del puente San Roque González de Santa Cruz, que cruza sobre el río Paraná.

Por su particular posición también Encarnación debe considerar las consecuencias del cambio climático, sumado a esto la puesta en funcionamiento en su capacidad máxima la Represa Hidroeléctrica Binacional Yacyreta, los sub embalse hace que la ciudad tenga un gran espejo de agua unido el casco urbano por 7 puentes, las precipitaciones en algunos meses del año son muy intensas y causa inundaciones urbanas en 10 zonas identificadas por el municipio dentro de su mapa de riesgo.

En el área rural, la mala gestión del suelo agrícola en relación con las lluvias, puede generar fenómenos erosivos muy intensos que contribuyen a disminuir la fertilidad del terreno o generar raudales que pueden poner en peligro a personas e infraestructuras.

Cabe destacar que Encarnación, por ser la ciudad más austral del país e influenciada por el río Paraná, posee los inviernos más “frescos” del país, con una media de 15° C, por lo tanto las heladas son habituales en cada invierno (especialmente en las afueras de la ciudad).

En julio de 1975 se registró por primera vez la caída de nieve en Encarnación, siendo la primera nevada registrada en todo el país. En septiembre del 1926, un ciclón (Tornado escala F3) formado desde el río Paraná destruyó gran parte de la ciudad, siendo el evento natural más mortífero en la historia de la ciudad.

Es por eso que se debe apuntar a construir una ciudad resiliente y segura, un sistema que cuando se ve sujeto a una alteración sigue funcionando sustancialmente de la misma manera y con personas aptas para su ejecución. Cabe destacar que el Municipio de Encarnación desde el año 2014 es miembro activo del programa de ciudades resilientes de las Naciones Unidas, del cual se integra mancomunadamente el trabajo con la investigación y la preparación de Riesgo con lo académico del cual nuestra Universidad es miembro activo del Consejo Municipal de Gestión y Reducción de Riesgo de Desastres.

Este mismo concepto se puede aplicar a las ciudades que, como otros sistemas complejos, están sujetas a fuerzas externas de extrema intensidad capaces de alterar su funcionamiento y a veces de destruir áreas enteras.

Por otra parte, es importante resaltar que nuestro Campus cuenta con seis Facultades (Ciencias Económicas, Filosofía y Ciencias Humanas, Ciencias Jurídicas, Ciencias y Tecnología, Ciencias de la Salud y la Facultad de Ciencias Agropecuarias que funciona en la localidad de Hohenau.

Además, tiene un Sub Campus en la ciudad de San Ignacio Guazú en el Departamento de Misiones, una Unidad Académica en María Auxiliadora y otra en San Pedro del Paraná.

Abocados siempre en la formación de los mejores profesionales de la región, para lo cual es necesaria la capacitación permanente y el trabajo en equipo con otras instituciones, por lo que decidimos formar parte de la Red de Universidades de América Latina y el Caribe para la reducción de riesgos de desastres, capítulo Paraguay (REDULAC) y nuestro compromiso con esta Red se inició el 7 de julio del año 2016.

Las funciones y objetivos para generar, construir los pilares fundamentales en base a su realidad, alcance y compromiso.
Las cuatros líneas del acción para la gestión de riesgo son:

  1. Institucionalización gestión e incorporación oficial de la GIRD en la política de la Universidad.
  2. Formación a todo nivel, docentes, alumnos de pre y post grado, administrativos, cursos, diplomados. Maestrías y doctorados.
  3. Investigación y propuesta de proyectos aplicables.
  4. Compromiso con la sociedad. Que incluye coordinación con organismos del sistema nacional de respuesta a Gobiernos regionales y municipales, asociación con sector privado.

Funciones del Encargado.

  1. Coordinar, ejecutar o hacer cumplir las resoluciones emanadas de la Dirección General según sea el caso.
  2. Elaborar el Presupuesto de Gastos y presentarlos a la Dirección General para su aprobación.
  3. Consolidar los grupos institucionales de trabajo en las áreas y componentes en la gestión de riesgo.
  4. Mantener un registro sistematizado de la información, de todas las actividades de manejo de emergencias y desastres, de gestión de riesgo, de recursos humanos y materiales, que puedan estar a disposición para la atención a una emergencia o desastre dentro de la institución como así también fuera de ella.
  5. Promover y gestionar normativas, planes de ayuda y solidaridad, convenios, alianzas y acciones combinadas entre las instituciones y actores sociales de la Gestión de Riesgos para el logro de los objetivos institucionales propuestos.
  6. Buscar la cooperación de socios humanitarios y la asistencia recíproca en materia de gestión y reducción de riesgo en casos de emergencias y/o desastres.
  7. Mantener coordinación permanente con la cooperación internacional y las redes de apoyos.
  8. Elaborar los planes de seguridad, emergencias, y de gestión de riesgo que sea convenientes.
  9. Organizar y coordinar los ejercicios de simulación y simulacro, a fin de evaluar la capacidad interna de respuesta de la Universidad.
  10. Establecer los planes de capacitación de los recursos humanos disponibles, tanto a autoridades, docentes, administrativos, alumnos voluntarios, que quieran recibir el entrenamiento.
  11. Precisar cuáles serán las señales de alarmas institucionales, y difundirlas las que se adopten ante la inminencia de aparición de situaciones de emergencias o cuando las mismas ya están en marcha.
  12. Promover estrategias para la implementación del Plan Integral de Gestión de Riesgo en la Educación Superior
  13. Mantener contacto permanente por vías normales o alternativas con el equipo técnico para la creación, desarrollo y puesta en marcha del Plan Integral de Gestión del Riesgo.
  14. Representar a la Universidad en las actividades de Gestión de Riesgo que la Dirección General lo considere.
  15. Apoyar, guiar y promover a los estudiantes de los últimos años, para que desarrollen sus tesis en cualquiera de las áreas y componentes de la Gestión del Riesgo.
  16. Realizar campañas de difusión sobre gestión y reducción de riesgo, basados en los informes de investigación y en los estudios realizados para reducir los riesgo que, en caso de materializarse, pueden afectar a la población, sus bienes y/o al medio ambiente.
  17. Apoyar, colaborar y compartir experiencias con otras Universidades, Institutos de educación superior, o Centros educativos con los ejemplo y experiencia para aportar a una comunidad educativa cada vez más resiliente y segura.
  18. Apoyar y colaborar la cooperación con gobiernos nacionales, departamentales, municipales de nuestro país, como así también de países vecinos para el fortalecimiento de la gestión de riesgo, en coordinación con la Secretaría de Emergencia Nacional.